La inteligencia logística aplicada puede optimizar los procesos comprendidos dentro de la cadena de suministro para evitar un incremento elevado de los costos de cara al cliente final.

COLOMBIA (Agosto 16 de 2022).     Fenómenos como el alza en el costo de la vida y el incremento en el valor del dólar son problemáticas que inciden directamente en los salarios de los trabajadores, golpeando, a su vez, su capacidad de adquirir productos y servicios.

Esta situación impacta directamente sobre los costos de producción de las empresas, que incrementan debido a que los fabricantes deben pagar más dinero por los insumos necesarios para manufacturar sus productos. Esto genera un aumento en el precio que debe asumir el usuario final.

Sumado a lo anterior, la inflación mundial, el alza del dólar y otras variantes económicas que generan interrupciones en la cadena de suministro agudizan aún más un panorama en el que de por sí es complejo acceder a ciertos materiales o productos, dado a que son producidos especialmente en ciertas zonas del mundo.

Con el fin de disminuir al mínimo las alzas de precio para evitar traspasarlas a sus clientes, las empresas pueden optimizar efectivamente sus recursos en el proceso logístico, específicamente en la última milla.

¿Qué rol cumple la tecnología frente a este panorama?

Ante un escenario de alta inflación acumulada es común que las empresas se vean obligadas a incrementar los costos de sus productos o servicios, con el fin de mantener un margen de ingresos saludable para sus operaciones.

En esta línea, el transporte de productos o materias primas (ya sea desde los proveedores hasta el lugar donde se manufacturan, para transporte entre centros de distribución o bien para entrega a sus clientes finales -la denominada última milla-), es uno de los procesos más caros de la operación de una compañía. Esto debido a la necesidad que tienen los grandes vehículos de carga de combustibles fósiles para funcionar, un recurso especialmente afectado por este tipo de fenómenos económicos.

La tecnología, en este sentido, es aliada a la hora de buscar ahorros, dado que permite conseguir una eficiencia que de modo manual no podría conseguirse. ¿Cómo funciona? planificando óptimamente las rutas de los repartos, con el objetivo de no desperdiciar combustible en el proceso, reduciendo de esta forma los costos logísticos y además elevando la satisfacción de los clientes finales al proveerlos de sus paquetes en un menor tiempo.

SimpliRoute es una empresa con presencia en toda Latinoamérica dedicada a la inteligencia logística, y además de lo anterior, ofrece funcionalidades que mejoran el servicio de cara a los ruteadores, como también hacia quienes reciben las entregas. Al permitir monitorear las rutas en tiempo real de los vehículos y mantener una comunicación mediante mensajería, ofrece mejor trazabilidad y seguridad, además de reportes detallados de la operación de cada empresa para que puedan tomar decisiones basadas en su propia data.

La inflación actual que vive nuestra economía es una realidad, pero lo que sí es opción para las empresas es optimizar sus operaciones con ayuda de tecnología, algoritmos, Machine Learning e Inteligencia Artificial. Los costos de estos softwares, además, no son altos, por lo que es posible recuperar la inversión a partir de la implementación del mismo.

Mitigar los efectos negativos del complejo escenario económico que vivimos en la actualidad está a la mano de las empresas. Los clientes finales, quienes reciben esta acumulación de alzas, lo agradecerán.

Sobre SimpliRoute

SimpliRoute es una startup chilena con más de 8 años de trayectoria en Latinoamérica que ofrece un software potenciado con inteligencia artificial y machine learning que optimiza las rutas logísticas, reduciendo los tiempos de entrega en un 80 % y minimizando los costos operacionales en ⅓ en promedio. Además, disminuye la emisión de CO2 al medioambiente, pues con su implementación permite reducir el tamaño de la flota vehicular y, por tanto, el uso de combustibles fósiles.

Fuente: Central de Noticias AndeanWire

Source: COLOMBIA